A pesar de que, a principios de 2016, una sentencia de la Audiencia Nacional (AN 19-02-2016) señaló que las empresas estaban obligadas a llevar un registro de la jornada diaria de toda la plantilla, el Tribunal Supremo se ha pronunciado contrario a esta interpretación.

El Supremo considera que sólo se debe llevar un registro de las horas extras realizadas, de acuerdo a lo que, a su juicio, establece el Artículo 35.5 del Estatuto de los Trabajadores. A este respecto, señala que no es exigible la llevanza de un registro de la jornada diaria efectiva de toda la plantilla para poder comprobar el cumplimiento de los horarios pactados.

Es importante destacar que la no obligación de registro diario de la jornada se refiere a los contratos de trabajo a jornada completa. En el caso de los trabajadores a tiempo parcial, sí debe llevarse a cabo tal como establece el Artículo 12 del Estatuto de los Trabajadores: “La obligación de registro es para todos los contratos a tiempo parcial, con independencia de que se hayan realizado o no horas complementarias durante el mes”.

Fuente: http://www.qualityconta.com/2017/04/20/las-empresas-no-estan-obligadas-a-llevar-un-registro-de-horas-en-los-contratos-a-tiempo-completo/

Los contribuyentes pueden deducir en la cuota estatal del IRPF el 20% de las cantidades invertidas en empresas nuevas o de reciente creación (mediante la suscripción de acciones o de participaciones).

Requisitos:

  • A cumplir por la entidad:
    • Debe ser una Sociedad Anónima, una Sociedad de Responsabilidad Limitada, una Sociedad Anónima Laboral o una Sociedad de Responsabilidad Limitada Laboral y no estar admitida a negociación en ningún mercado organizado durante los años que dure la tenencia de la participación / acción.
    • Deberá ejercer una actividad económica que cuente con los medios personales y materiales para el desarrollo de la misma.
    • El importe de la cifra de los fondos propios de la entidad no puede ser superior a los 400.000 euros.
  • A cumplir por el contribuyente:
    • Las acciones o participaciones:
      • Deben adquirirse en el momento de la constitución de la entidad o mediante una ampliación de capital efectuada, como máximo, en los tres años siguientes a la constitución.
      • Deberán mantenerse un mínimo de tres años y un máximo de 12 años.
    • El inversor no podrá tener más del 40% del capital social, ni directa ni indirectamente, a través de su cónyuge o parientes hasta el segundo grado de consanguinidad.

IMPORTANTE. Para proceder a la deducción, el inversor deberá obtener un certificado de la sociedad donde se indique el cumplimiento de los requisitos.

Fuente: http://www.qualityconta.com/2017/05/03/deduccion-irpf-inversion-en-empresas-nuevas-o-de-reciente-creacion

JoomShaper
Llama ahora