Criterios para estimar la condición o no de gran empresa

28 Marzo 2017, 1:02 pm Escrito por 
Publicado en Blog
Visto 1784 veces
Criterios para estimar la condición o no de gran empresa Criterios para estimar la condición o no de gran empresa

1. A efectos de Contabilidad y elaboración de cuentas anuales:

Con efectos desde 1 de enero de 2016, tendrán la consideración de PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS y, como consecuencia, podrán aplicar el Plan General de Contabilidad de PYMES, aquellas que cumplan con al menos dos de los tres siguientes límites cuantitativos durante dos ejercicios consecutivos:

  • Que el total de las partidas del activo no supere los 4.000.000 euros.
  • Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los 8.000.000 euros.
  • Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a 50.

Las sociedades perderán esta facultad si dejan de reunir, durante dos ejercicios consecutivos, dos de las circunstancias a las que se refiere el párrafo anterior.

Las ventajas fundamentales de la utilización del Plan Contable para PYMES son:

  • Modelos más sencillos.
  • No hay obligación de personar el Estado de Cambios en el Patrimonio Neto ni el Estado de Flujos de Efectivo.
  • Simplificación de las normas de valoración.

Las sociedades que superen estos límites han de aplicar el Plan General de Contabilidad “NORMAL” aprobado por el Real Decreto 1514/2007.

2. A efectos de IVA:

Tendrá la consideración de GRAN EMPRESA aquella cuyo volumen de operaciones en el ejercicio anterior sea superior a 6.010.121,04 euros.

La principal consecuencia de ser gran empresa es la obligación de presentar los impuestos con periodicidad mensual (IVA, retenciones del IRPF, etc.).

Adicionalmente, desde el 1 de enero de 2017, las Gran Empresas quedan integradas en el nuevo sistema de Suministro Inmediato de Información (SII) que es un sistema de gestión del IVA que permitirá a Hacienda disponer de manera casi inmediata de la información de las facturas.

3. A efectos del Impuesto sobre Sociedades:

En el ámbito del impuesto sobre sociedades tendrán la consideración de EMPRESAS DE REDUCIDA DIMENSIÓN (ERD)aquellas sociedades cuyo importe neto de la cifra de negocio en el ejercicio anterior sea inferior a 10 millones de euros. En el caso de grupos de sociedades, se ha de tener en cuenta los ingresos de todo el grupo.

La principal consecuencia de ser una empresa de reducida dimensión es la posibilidad de aplicar algunos incentivos fiscales.

Históricamente, uno de los incentivos fiscales más atractivos para la ERD era la aplicación de un tipo de gravamen efectivo inferior al general. Sin embargo, desde el 1 de enero de 2016, el tipo impositivo de las ERD se iguala al tipo general de las grandes empresas, siendo este del 25%.

4. A efectos de auditoría:

Las cuentas anuales de las sociedades mercantiles deberán ser revisadas por un auditor de cuentas.

Se exceptúa de esta obligación a las “SOCIEDADES PEQUEÑAS”, es decir, a aquellas que durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las circunstancias siguientes:

  • Que el total de las partidas del activo no supere los 2.850.000 euros.
  • Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los 5.700.000 euros.
  • Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a 50.

Las sociedades perderán esta facultad si dejan de reunir, durante dos ejercicios consecutivos, dos de las circunstancias a las que se refiere el párrafo anterior.

 

Fuente: http://www.qualityconta.com/2016/03/21/criterios-para-estimar-la-condicion-o-no-de-gran-empresa/

Valora este artículo
(0 votos)
AdyfMadrid

Si no consigues resultados, quizás sea porque estás haciendo siempre lo mismo. Cambia las circustancias y verás como aparecen nuevas oportunidades.

Sitio Web: www.adyfmadrid.com

Artículos relacionados (por etiqueta)

Inicia sesión para enviar comentarios
JoomShaper
Llama ahora